Cuando nos vamos de vacaciones queremos llevar todo lo necesario para aprovechar al máximo tan anhelado descanso. Y para nosotros los volados es fundamental contar con una buena cantidad de flores que sea proporcional al tiempo en que estaremos fuera de casa, ni más ni menos.

Antes que nada evalúa la posibilidad de comprar hierba en el lugar de destino, que será la opción más segura en cuanto a ser descubierto. Pero probablemente la hierba que puedas comprar (sobre todo en lugares turísticos) sea cara y/o de calidad baja o media, en comparación a los frutos que con tanto cariño y dedicación cultivaste con tus manos. En cuanto a los accesorios como pipa, moledor, vaporizador, etc se recomienda transportarlos limpios o sin residuos, con el fin de no ser detectado por perros policiales o revisiones de equipaje. Los cogollos se deben transportar en contenedores que tengan un cierre 100% hermético, nosotros recomendamos los Cvault debido a que están fabricados en acero inoxidable (durabilidad superior a cualquier contenedor del mercado) de grado alimenticio 18/10. Además incluyen un controlador de humedad Boveda inc, el cual mantiene la humedad en 62%.
*Compra aquí http://bit.ly/2lLVF6T
 

El riesgo estará definido por el medio de transporte que utilicemos. Por ejemplo, es más seguro viajar en tu propio auto que en bus. Si es en avión, es más riesgoso en vuelos internacionales que nacional.

Además, si se trata de cruzar una frontera, dependerá de las legislaciones y tipo de control fronterizo que cada país tenga. Se recomienda planear la ruta, equipaje y lugar en que se pondrá esta carga “prohibida” (injustamente). Por último recomendamos tener en cuenta la vestimenta, peinado, accesorios o cualquier detalle que podría delatar tu amor por el cannabis. Por ejemplo, si tienes rastas o una vestimenta “hippie” podrían llegar a sospechar. O si tu ropa tiene mucho olor a marihuana te podrían oler. Sin embargo desconocemos los criterios o estandares de selección que tienen las policias de aduanas para seleccionar personas y equipajes, pero como dice el dicho: más vale prevenir que lamentar. Bonus track: La mejor de las soluciones es que la LEGALICEN y dejen de perseguir a consumidores inocentes. Todo el año trabajando, nos merecemos un descanso con las mejores papayas voladoras, BIG UP!